Top Social

25.1.16

MI EMBARAZO

Foto Marta de la Hoz
Lo cierto es que tenía muchas dudas de si escribir o no este post, pero sois varias las personas que me lo habéis pedido, y por eso finalmente me he decidido.

En parte tenía dudas de hacerlo porque he de reconocer que tuve un embarazo maravilloso, y a veces parece que sólo ayudan las malas experiencias en las que quien lo está pasando mal se pueda sentir reflejada y sentirse de esa forma algo más comprendida.

Pero cuando yo estaba embarazada e incluso antes, cuando pensaba en tener hijos, me tranquilizaba leer blogs en los que también se contaban experiencias positivas, embarazos disfrutados de principio a fin, y partos bonitos, que de los malos ya te habla el resto de la humanidad. De esta manera se calmaban algo mis temores y pensaba: "Bueno oye, a veces las cosas pueden salir bien, por qué ponerme en lo peor?". Esa filosofía la mantuve desde el primer momento, y estoy segura de que ha contribuido en cierto modo a que lo haya llevado tan bien (en cierto modo si, a veces por muy positiva que sea tu actitud las cosas se tuercen, lo sé). Pero a un embarazo, aún yéndote bien, puedes verle muchas cosas negativas si no tienes una buena actitud. Al fin y al cabo, a todas nos pesa la barriga, se nos transforma el cuerpo y dormimos más incómodas.


Una vez que Papichulo y yo decidimos que queríamos ser padres, lo primero que hice casi inconscientemente fue empezar a cuidarme. Me entró como un ataque de responsabilidad corporal y decidí preparar bien el terreno. Bien es cierto que no tuve demasiado tiempo de prepararlo porque en la primera ovulación ¡bingo!. El día de los santos inocentes, lo que parecía una inocentada un test nos lo confirmó.

A partir de ahí empezaron los 9 meses más ilusionantes de mi vida. Tampoco penséis que no tuve ni una molestia eh? Pasé una buena temporada con náuseas matutinas, que me coincidió con mi estreno como docente en un curso para adultos, compaginándolo con mi trabajo como diseñadora. Trabajé mañana, tarde y noche (por las noches preparaba las clases) y todo esto con un sueño desbordante que me hacía caer rendida donde quiera que me posara (seguro que el trabajo no ayudó la verdad). Pero es cierto que una vez superada esa fase, el primer trimestre aproximadamente, lo demás fue una experiencia preciosa.

Nuestra primera ecografía
Verla la carita en la primera ecografía, oir sus latidos por primera vez (es cierto! está ahí!), la primera patadita que noté, la primera prenda suya que guardas como si fuese de cristal y se fuese a romper, cuando te dicen: es una niña!!, pintar su habitación, cómo la llamamos?, el apoyo de tantas madres amigas, cuando te confirman que todo va bien, notar esos suaves golpecitos cuando tiene hipo... No puedo evitar emocionarme recordando todos esos sentimientos que viví tan intensamente.

Por eso si estás embarazada o si estás pensando en estarlo pronto, aquí te dejo mis consejos:

- Empápate de buenas experiencias, ya sé que has oído cosas horribles y desgracias varias, pero es que de las buenas apenas se habla!!!

Aliméntate de forma equilibrada, no olvides que todo lo que consumes le llega a tu bebé, pero no te niegues los antojos, siempre he creído que el cuerpo es sabio y hay que escucharle. Yo me inflé los primeros meses a pepinillos, por algo sería fijo jaja.

- Haz ejercicio, probablemente de haberlo sabido me habría preparado aún más físicamente. Estar en forma te ayudará en el parto y en la recuperación.

- Infórmate, yo leí mucho, tanto libros como blogs de madres y de pediatras. Sobretodo entérate de lo que puede estar en tu mano para al menos intentar que todo vaya lo mejor posible. También de las opciones que tienes a la hora de preparar el parto y de dar a luz.

- Haz tu vida normal, a no ser, claro está, que el ginecólogo te recomiende otra cosa, y por supuesto dentro de lo razonable (el puenting lo tendrás que dejar para más adelante). Repítete a ti y a los demás sobretodo que estás embarazada no enferma!!!

- Visualiza, visualiza a tu bebé, imagínatele ya en tus brazos, háblale, acaricia la barriga y comunícate con él, no tiene por qué ser en voz alta, mándale amor y dile cuánto lo quieres ya aunque aún no os hayáis visto.

- Y por último, confía en tu cuerpo y sigue tu instinto, no olvides que nos guste o no, estamos programadas para esto, y nuestro cuerpo sabe perfectamente qué hay que hacer, y tu bebé también. Así que, escucha opiniones pero que nadie decida por tí.

Foto Marta de la Hoz
Espero que os haya servido de algún modo mi experiencia y así devolver aunque sea una pequeña parte de la ayuda que recibí yo leyendo a otras mamás.


4 comentarios on "MI EMBARAZO"
  1. Que afortunada de tener unos 9 meses tan maravillosos!
    Muy buenos consejos , es sobre todo importante estar muy tranquila y evitar el estrés. A veces por mucho que hagamos el embarazo no es un camino de rosas pero si la mente está fuerte se lleva mucho mejor.
    Gracias por compartir tu experiencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Carmen, siempre es importante tener el coco en su sitio y tomarse las cosas con tranquilidad. Gracias a ti por estar ahí.

      Eliminar
  2. Hola amor! Me encanta este post y que hayas compartido todo esto con nosotros. Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario